La hoja de ruta del astroturismo en Chile

Chile es reconocido internacionalmente por la calidad de sus cielos para hacer astronomía. La importancia de los cielos chilenos en esta ciencia es tal, que un grupo de expertos se encuentra realizando una propuesta para nombrarlos Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

1_4_11_2013_145234_tokyo550
La Vía Láctea vista desde Cerro Paranal. Imagen vía This Is Chile.

Este reconocimiento se refleja en la enorme cantidad de observatorios astronómicos instalados en nuestro país. Actualmente, Chile cuenta con cerca de un 50% de la capacidad de observación astronómica del planeta. Se espera que para el año 2020 esa cifra aumente al 70%, gracias a los enormes proyectos de telescopios de nueva generación que se están comenzando a construir en el país, como el LSST y el E-ELT.

observatorio-mamalluca
Observatorio Mamalluca, en la Región de Coquimbo

Pero el cielo chileno no es exclusivo para los astrónomos. En los últimos años ha tomado fuerza en nuestro país el astroturismo, actividad con fines recreativos y educacionales que permite a cualquier persona observar y maravillarse con los objetos del cielo. En la actualidad existen 25 observatorios turísticos a todo lo largo del país, además de 24 centros de alojamiento que ofrecen servicios astroturísticos y más de 50 operadores turísticos que ofrecen tour astronómicos, además de 10 observatorios científicos que ofrecen visitas al público general.

En ese contexto, el proyecto Astroturismo Chile lanzó la “Hoja de ruta del astroturismo en Chile“, iniciativa que busca orientar el desarrollo de la actividad astroturística en el país, a un plazo de 10 años.

Sigue leyendo

James Webb, el telescopio espacial sucesor del Hubble

Desde su puesta en órbita el 24 de abril de 1990, el telescopio espacial Hubble se ha dedicado a revolucionar la astronomía. Varios de los más grandes descubrimientos astronómicos de las últimas décadas se han logrado gracias a sus observaciones.

Avances en las teorías de la materia y energía oscura, las primeras detecciones de brotes de Rayos Gamma, descubrir dos nuevos satélites de Plutón (Nix e Hydra), observar por primera vez discos protoplanetarios, ver la colisión del cometa Shoemaker-Levy 9 en la superficie de Júpiter, son sólo algunos de los hitos que han marcado la vida del Hubble durante los últimos 26 años.

1200px-James_Webb_Telescope_Model_at_South_by_Southwest.jpg
Modelo a escala real del Telescopio Espacial James Webb. Imagen vía Wikimedia Commons.

Si bien se espera que el Hubble siga funcionando por un par de décadas más, varios de sus instrumentos ya han presentado problemas, y algunos incluso ya no están funcionando, limitando algunas observaciones. Además, los resultados científicos obtenidos gracias a observaciones del Hubble también han generado nuevas preguntas que requieren de mejor tecnología para buscar sus respuestas.

Es por eso que en 2018 entrará en funcionamiento el telescopio espacial James Webb, que será el sucesor científico del Hubble. Este telescopio recibe su nombre en honor a James E. Webb, quien fue el segundo director de la NASA durante el desarrollo de las misiones Apolo.

Sigue leyendo