James Webb, el telescopio espacial sucesor del Hubble

Desde su puesta en órbita el 24 de abril de 1990, el telescopio espacial Hubble se ha dedicado a revolucionar la astronomía. Varios de los más grandes descubrimientos astronómicos de las últimas décadas se han logrado gracias a sus observaciones.

Avances en las teorías de la materia y energía oscura, las primeras detecciones de brotes de Rayos Gamma, descubrir dos nuevos satélites de Plutón (Nix e Hydra), observar por primera vez discos protoplanetarios, ver la colisión del cometa Shoemaker-Levy 9 en la superficie de Júpiter, son sólo algunos de los hitos que han marcado la vida del Hubble durante los últimos 26 años.

1200px-James_Webb_Telescope_Model_at_South_by_Southwest.jpg
Modelo a escala real del Telescopio Espacial James Webb. Imagen vía Wikimedia Commons.

Si bien se espera que el Hubble siga funcionando por un par de décadas más, varios de sus instrumentos ya han presentado problemas, y algunos incluso ya no están funcionando, limitando algunas observaciones. Además, los resultados científicos obtenidos gracias a observaciones del Hubble también han generado nuevas preguntas que requieren de mejor tecnología para buscar sus respuestas.

Es por eso que en 2018 entrará en funcionamiento el telescopio espacial James Webb, que será el sucesor científico del Hubble. Este telescopio recibe su nombre en honor a James E. Webb, quien fue el segundo director de la NASA durante el desarrollo de las misiones Apolo.

Sigue leyendo